Próximamente tendremos la oportunidad de instalar nuestro segundo prototipo funcional dentro de las instalaciones del Centro Cultural Matadero de Madrid, donde podremos monitorizar la eficiencia que tiene el sistema bajo un entorno con condiciones climáticas particulares (poca vegetación en el interior que genera que el sitio se sobrecaliente en verano y sea muy frío durante el invierno), además de encontrarse a un lado de vías altamente transitadas como la Plaza de Legazpi, a un costado de la M30 y la carretera de Andalucía.